Pintores asturianos. Antonio Suárez

{lang: 'es'}

Antonio Suárez es para muchos uno de los mayores representantes del arte español del siglo XX. Es miembro fundador del Grupo El Paso, y seguramente es el pintor más “clásico” de la amplia nómina de la pintura abstracta española.

Antonio Rodríguez Suárez nace en Gijón (Asturias) el 26 de enero de 1923. Durante su adolescencia trabajó en diversos oficios, al tiempo que acudía a clases nocturnas a la Escuela de Peritos Industriales de su ciudad natal, a pesar de sentir vocación por el dibujo y la acuarela, que practicaba por libre. Una enfermedad grave, que sufrió en 1944, durante la posguerra de 1944 fue clave, ya que durante ese período de tiempo se preparó para la profesión de delineante de arquitectura, que marcaría el conjunto de su obra creativa.

paginas_del_principado_antonio_suarez_sin_titulo

En 1945 Suárez comienza a trabajar en el estudio del arquitecto gijonés Antonio Álvarez-Hevia (1909-1986), donde tuvo por compañero y cómplice artístico a Joaquín Rubio Camín (1929-2007), futuro pintor y escultor. Suárez tiene su primer contacto con una pintura “diferente”, a través de un libro de impresionismo que cae en sus manos casi por casualidad. También realizó algunos ocasionales trabajos de delineante para el arquitecto asturiano Manuel del Busto (1874-1948).

Animado por los pintores gijoneses Evaristo Valle (1873-1951) y Nicanor Piñole (1878-1978), organiza junto a Camín y al periodista Arcadio Baquero (1925-2005) el I Salón de Navidad de Gijón en el año 1948. Ese mismo año, Antonio Suárez rechaza una beca ofrecida por la Diputación Provincial para estudiar en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Viaja a Madrid y entra en contacto con los pintores de la Escuela de Madrid. En el año 1949, contrae matrimonio con Angelita Menéndez, a quien conocía desde niña. El matrimonio se instala en Madrid, si bien proyecta su marcha a París.

paginas_del_principado_antonio_suarez_sin_titulo_1979_1980

Sus primeros pasos dentro de la pintura abstracta se fechan en 1950, año en el que expuso en la galería Buchholz de Madrid. Después de vivir unos meses a últimos de 1950 en Barcelona, el 6 de enero de 1951, Suárez se marcha a París con su mujer, y contacta con otros artistas españoles, especialmente con Jordi Mercadé (1923-2005), Xavier Valls (1923-2006) y Miguel Ibarz (1920-1987). Suárez deja la línea de abstracción que había comenzado en España, y participa en algunas exposiciones colectivas. En el año 1952, Suárez realiza su primera exposición individual en la capital francesa, concretamente en la Galería Vidol, y entra como pintor de la Galería Mirador de la misma ciudad.

En el año 1953 participa en París en la exposición colectiva de artistas españoles inaugurada por Joan Miró, pero a la que finalmente no puede acudir por recaer en su enfermedad. Suárez permanecería en París hasta 1953, haciendo amistad de los pintores Óscar Domínguez (1906-1957), Antoni Clavé (1913-2005), Joaquín Peinado (1898-1975), Pedro Flores (1897-1967) y Orlando Pelayo (1920-1990). A finales de 1953, vuelve a España, a Asturias, con su mujer y retorna al género de la abstracción.

Entre 1954 y 1957, Suárez se instala nuevamente en Madrid, donde consolida su vocación abstracta y su estilo personal. Su amistad con el arquitecto José Luís Fernández del Amo (1914-1995), director del Museo de Arte Contemporáneo le sumerge en el mundo de la pintura mural. En febrero de 1957, colabora en la fundación del grupo El Paso, movimiento que supone una ruptura revolucionaria en la pintura española de posquerra y la introducción del informalismo en España, junto al escultor Pablo Serrano (1908-1985) y los pintores Juana Francés (1924-1990), Manolo Millares (1926-1972), Manuel Rivera (1928-1995), Luis Feito (1929), Antonio Saura (1930-1998) y Rafael Canogar (1935). A estos artistas se añaden los críticos de arte José Ayllón y Manolo Conde (director de la Galería Fernando Fe). En el año 1958 se añaden al grupo el escultor Martín Chirino (1925) y el pintor Manuel Viola (1916-1987). En 1957, el grupo realiza sus primeras exposiciones en la Galería Bucholz de Madrid y en Oviedo. Fue dentro del grupo El Paso donde Suárez terminó de pulir su sello y estilo pictórico personal. El propio Manolo Conde (1959) lo señala como un artista que se deja llevar “por el valor sugestivo del gesto caligráfico, que conduce los más hondos pensamientos del hombre, y refleja en su pintura una preocupación evidente por la materia rica, palpitante”.

paginas_del_principado_antonio_suarez_sin_titulo_particular_2

Suárez expone en la representación española en la Bienal de Alejandría de 1957, en las Bienales de Venecia de 1958 y 1962, y en las de São Paulo de 1959, 1965 y 1967. En 1960 consigue el premio Mainichi en la Exposición Internacional de Japón. En 1963 realiza una exposición individual en Nueva York y en año 1974 el Certamen de Pintura de Luarca le tributa un homenaje. Participa en las dos primeras bienales de Arte Ciudad de Oviedo (1976 y 1979) y, en 1982, el Museo de Bellas Artes de Asturias realiza una exposición antológica de su obra, completada por la antológica de 1994 del Palacio de Revillagigedo de Gijón.

Antonio Suárez es un artista de amplios registros que añade a su producción pictórica la realización de murales y vidrieras que se encuentran en espacios públicos y privados tales como la Universidad Autónoma de Madrid, el Banco Bilbao Vizcaya de Oviedo y Gijón, el Ayuntamiento de Luanco, la Escuela de Ingenieros Industriales de Gijón, y el centro cultural del Centro Asturiano de México D.F., por citar varios. Suárez también diseñó las vidrieras de la Facultad de Letras de la Universidad de Oviedo, del Oratorio de la Escuela Industrial de Gijón, del Palacio de los Deportes de Oviedo y el mosaico mural de la Escuela Oficial de Idiomas de Barcelona. Suárez realiza una pintura de resultados abstractos pero de base figurativa. Cromáticamente, evoluciona de los tonos oscuros de su etapa en El Paso, hasta los colores luminosos y suaves posteriores. Su pintura, siempre emotiva, transmite desde los postulados del informalismo un discurso plástico interiorizado.

paginas_del_principado_antonio_suarez_sin_titulo_particular

Su obra forma parte, entre otras, del Museo de Arte Reina Sofía, del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, de la Universidad de Oviedo, del Museo de Bellas Artes de Asturias, del Museo de Arte Abstracto de Cuenca y de los museos de Sevilla, San Francisco, Bilbao, Leverkusen y Austin.

Fuente: Klandestinos

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.