Fotos con Historia. Sartre, Beauvoir y el Che Guevara

{lang: 'es'}

Estas fotos, tomadas por Alberto Korda en un despacho del Banco Central de la Habana en 1960, reúnen a tres grandes personalidades del siglo pasado. Cada uno en su ámbito, son considerados pioneros, referentes y sin duda, revolucionarios, llegando la influencia de sus ideas, obras y sobre todo de su propia experiencia vital, hasta nuestros días.

Pero, ¿Quiénes son?.

sartre_che_guevara_beauvoir

Vale. El de la derecha es el fácil. El Che. Pero, ¿sabemos quién es la pareja que le acompaña?. Conozcamos toda la historia tras esta foto.

Fidel Castro y Ernesto Guevara habían comenzado el movimiento revolucionario cubano que provocó la caída de Baptista el 1 de Enero de 1959 y muchos intelectuales de todo el mundo se interesaron por sus ideas. En 1960, Jean Paul Sartre y su esposa por entonces, Simone de Beauvoir, -la célebre autora de El Segundo Sexo, el libro que revolucionó los conceptos sobre la condición de las mujeres en su época-  visitaron Cuba para conocer en primera persona  el desarrollo de la Revolución.

De aquella visita saldría luego el libro “Sartre visita Cuba”. En él, el filósofo francés nos cuenta como transcurrió su encuentro con el Che, que les citó a medianoche,  inmortalizado por Korda:

“Se abrió una puerta y Simone de Beauvoir y yo entramos: un oficial rebelde, cubierto con una boina, me esperaba: tenía barba y los cabellos largos como los soldados del vestíbulo, pero su rostro terso y dispuesto, me pareció matinal. Era Guevara”.

“Lo cierto es que había empezado a trabajar muy temprano la víspera, almorzado y comido en su despacho, recibido a visitantes y que esperaba recibir a otros después de mí. Oí que la puerta se cerraba a mi espalda y perdí a la vez el recuerdo de mi viejo cansancio y la noción de la hora. En aquel despacho no entra la noche. En aquellos hombres en plena vigilia, al mejor de ellos, dormir no les parece una necesidad natural sino una rutina de la cual se han librado más o menos. No sé cuándo descansan Guevara y sus compañeros. Supongo que depende: el rendimiento decide; si baja, se detienen. Pero de todas maneras, ya que buscan en sus vidas horas baldías, es normal que primero las arranquen a los latifundios del sueño”.

sartre_che_guevara_beauvoir

Otras apreciaciones de Sartre sobre el revolucionario fueron:  ”El comandante Ernesto Guevara es considerado hombre de gran cultura y ello se advierte: no se necesita mucho tiempo para comprender que detrás de cada frase suya hay una reserva en oro”.

Siete años después de estas fotografías, el Che era abatido en la selva para convertirse en un icono del siglo XX, para algunos un mito, para otros una simple camiseta.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.